miércoles, 21 de octubre de 2015

Tu Voto Tiene Poder- Gustavo Muñoz

Si no votas, otro elige por vos.  ¿Sos de los que te quejas de tu ciudad pero no haces nada? Vota, tu voto tiene poder. ¡$50.000 duran un día y un mal gobernante dura cuatro años!… Esta es la campaña liderada por la Unidad de Acción Vallecaucana y respaldada por  120 organizaciones del Valle del Cauca, entre ellas el Grupo Multisectorial,  que desean motivar una participación masiva, consciente y responsable por parte de los ciudadanos en las elecciones del próximo 25 de octubre. Vamos a elegir Gobernadores, Alcaldes, Diputados y concejales.
Los ciudadanos y la constitución  los catalogan como los honorables servidores públicos, que administraran nuestros impuestos y recursos naturales por los próximos cuatro años. Un servidor público es una persona que brinda un servicio de utilidad social, esto quiere decir,  que aquello que realiza beneficia a otras personas y no genera ganancias privadas (más allá del salario que pueda percibir el sujeto por este trabajo).
De acuerdo a las definiciones de la Procuraduría, los servidores públicos son, ante todo, ciudadanos que están destinados a servir al estado y a la comunidad, bajo los principios de transparencia, eficiencia y eficacia.
Continua en su definición: “los servidores públicos están al servicio del Estado y de la comunidad”,  Art.123 de la Constitución Política Colombiana, “su misión es servir, no servirse de la función pública”.
El artículo 259 de nuestra constitución reza: “quienes elijan gobernadores y alcaldes, imponen por mandato al elegido el programa que presentó al inscribirse como candidato”.
Ahora preguntémonos como ciudadanos, si ya conocemos de  los candidatos   sus programas de gobierno?,  cuando sean elegidos vamos a imponer por mandato ese programa?, sabemos cómo hacerlo?, ya nos informamos en la constitución cuales son las funciones, responsabilidades, obligaciones y sanciones de los funcionarios que vamos a elegir?, conocemos como exigirles a los organismos de control como contralorías, personerías, auditorias, fiscalías, defensorías,  e instituciones de control político y fiscal que cumplan con sus funciones de servidores públicos para que garanticen la administración eficiente y responsable de nuestros recursos?.
No es paradójico que controlemos los ingresos y egresos de nuestros hogares o negocios, que fiscalicemos a nuestras familias, socios,  empleados y  a los administradores de la copropiedad en que vivimos, exigiéndoles un uso eficiente y transparente de los recursos, llegando en ciertas circunstancias  a su despido, procesos legales y hasta penales, pero somos totalmente inconscientes, indiferentes y desinteresados sobre cómo se administran nuestras contribuciones diarias por funcionarios públicos y sus gabinetes, que deben mostrar eficiencia, honestidad y responsabilidad en su gestión para cumplir con la constitución política y garantizarnos una buena calidad de vida, enmarcada en seguridad, servicios públicos, vivienda, movilidad, educación, salud, convivencia y medio ambiente saludable.
No somos conscientes que todo movimiento de efectivo que realizamos, sea ingreso o egreso se graba con impuestos, deducciones de nómina, contribuciones al sistema de seguridad social, retefuente, reteica, reteiva, predial, valorización, rodamiento, IVA, impoconsumo, estampillas, sobretasa a la gasolina, 4×1000, renta, patrimonio,  ganancias, registro mercantil en las  cámaras de comercio, cajas de compensación y seguiría con una lista interminable. Todos estos tributos van a conformar el presupuesto de la las Ciudades, Departamentos y la nación, que hoy asciende aproximadamente a 215 billones  anuales, es decir, 215 millones de millones, o sea, 215.000.000.000.000.
Será que debemos de dejar de estar criticando que todos los políticos son corruptos y que los eligen las maquinarias electorales  y mejor salimos a votar conscientemente y no vendemos ni regalamos el voto. No será que en vez de quedarnos ese domingo viendo un partido de futbol o saliendo de paseo,  salimos a votar e incentivamos a nuestros amigos y familiares para que lo hagan y seamos nosotros los que elijamos.
Según datos oficiales, en los últimos comicios para  Alcaldías en el  2011, la abstención nacional fue del 43 %. y para escoger Gobernador fue del 40 %. Y termino con una frase que encontré en el artículo de la procuraduría: un país con altos niveles de corrupción nunca podrá invocar virtudes que no posee. Yo le agregaría,  y con altos niveles de indiferencia.  “La identidad de una nación se construye sobre la suma de las actuaciones de sus servidores públicos y ciudadanos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios.
GRUPO MULTISECTORIAL